La acupuntura es la principal rama de la medicina tradicional oriental. Su nombre procede de ‘acus’ (aguja) y ‘punctura’ (pinchar), y quiere decir punción con las agujas. La práctica de la acupuntura consiste en insertar agujas en determinados puntos del cuerpo para curar la enfermedad o la dolencia que sea.

¿Por qué la llamo medicina tradicional oriental y no medicina china? Porque los protochinos ocupaban todo Asia, y ahí ya existía la acupuntura. Hoy se utiliza en todos los países asiáticos.

La medicina china es además tradicional porque existe desde la alta antigüedad, desde hace más de 5.000 años. Lo que indica que no es una moda. Y se mantiene hasta hoy, y su uso se expande por más y más países, porque funciona.

¿Funciona la acupuntura?

Existen numerosos estudios que así lo demuestran, primero, de forma estadística y segundo, porque se ha demostrado mediante resonancia magnética que cada vez que se pone una aguja se activa un determinado área del cerebro. Y además, otro tipo de estudios ha probado las modificaciones neuronales y las variaciones del sistema nervioso y endocrino. Habrá futuros artículos sobre este aspecto.

Además funciona porque, más que una medicina según el concepto occidental, es un esquema de explicación de los fenómenos, es una explicación del universo, de sus ciclos, de la relación entre las cosas, de sus causas y efectos y de cómo revertirlos. Cuanto más profundo sea el conocimiento de la medicina oriental, mayor será la capacidad del acupuntor para solucionar bloqueos, dolores y patologías.

¿Qué es el qi?

El principio básico de la medicina oriental es el qi, una energía que circula por el cuerpo igual que si fuera el agua de un río, y que puede bloquearse. Si se bloquea, aparece el dolor y/o la enfermedad, y las agujas son las encargadas de desbloquear ese qi.

En Occidente lo llamamos la energía, pero es un concepto mucho más amplio. Para explicarlo, pensamos en la diferencia entre un animal muerto y otro vivo, un perro, por ejemplo. Por el perro muerto no circula el qi, pero sí por el vivo. Es lo que también se traduce como soplo, el soplo de la vida. Para la medicina oriental, vida es igual a movimiento.

La acupuntura, modelo de la realidad

La acupuntura también es un modelo de la realidad que, si lo aplicamos a la vida cotidiana, extraemos un estilo de vida tan armonioso que podríamos prevenir las dolencias y no enfermar jamás. En ese sentido, la medicina oriental es preventiva.

Me gustaría que este modelo que nos propone la medicina tradicional oriental se enseñara en todas las escuelas de secundaria para que comprendiésemos desde jóvenes como funcionan las cosas desde una perspectiva más natural, más auténtica y más en contacto con nosotros mismos y nuestros ciclos. En definitiva, desde una perspectiva más sana.

¿Por qué no intentas la acupuntura? Habla con nosotros